Los observadores

Reseña

Hombres automatizados nos muestran su día a día en su lugar de trabajo. En apariencia todo sigue un orden público, hasta que en cada uno de esos hombres nacen preguntas que ponen en duda el sistema que los rige: un niño es el responsable de esparcir una idea que inmuta a cada uno de esos hombres automatizados. Sin advertirlo, un cambio en la cotidianidad del trabajo se hace presente y ponen en duda las reglas que rigen el lugar.

 

Una propuesta  para espacios públicos que conjuga ideas de Michael Focault en “vigilar y castigar” y “1984” de George Orwell. Que sin duda alguna significará el espectador, al público del mundo.

 


Escribir comentario

Comentarios: 0